Dios Creador, pero no tan rápido.

Si alguno de vosotros lectores cree que Dios creó al hombre “a imagen y semejanza suya” haciendo bolitas de barro y luego regalándole el soplo de la vida, mejor ni sigáis leyendo, a menos, eso sí, que estéis dispuestos a darme la oportunidad de exponer mi opinión y a debatir civilizadamente teorías y hechos incuestionables. Hechos, como por ejemplo, que nuestro planeta lleva dando vueltas alrededor del Sol desde hace más de 4.000.000.000 (cuatro mil millones de años) o el hecho de que todos los seres vivos, incluido Homo sapiens sapiens, hemos evolucionado lenta pero constantemente desde que un día, la primera célula vio la luz. Es tanta la evidencia astronómica, geológica, química y biológica sobre la edad de la Tierra y la evolución de la vida que sería fatuo intentar listarla en un espacio tan pequeño, sin contar con que yo no soy un experto. Con todo y ello, hay gente que aún afirma que el Dios creó al mundo en seis días, justamente hace seis mil años. Para reírse si no fuera tan trágico.

Origen-del-Universo-Big-Bang

No se me malentienda, la Biblia es un libro extraordinario en el que yo mismo busco solaz, inspiración y consuelo en momentos determinados de la vida, incluso un buen registro de la historia del mundo antiguo, pero utilizarlo como base para un argumento científico no es más que un despropósito, tanto para la iglesia, como para aquellos que creen su narrativa a pie juntillas. Como ciudadano educado en las Escuelas de los Hermanos Cristianos, no puedo negar el poder que los evangelios, parábolas, salmos y cantos han ejercido sobre mi vida y pensamiento, pero fue precisamente en esa misma etapa cuando los dedicados Hermanos de La Salle me advirtieron que la Biblia había sido escrita en una época en a que el conocimiento científico apenas y balbuceaba y cuando la mayoría de humanos entendía poco más que de cabras, burros y espigas de trigo. Dudo mucho que alguno de vosotros crea que el verdadero pecado original hay sido comerse una manzana, y sí creo que casi todos tenemos el mismo pecado en mente, especialmente en el ambiente paradisiaco y la inexistencia de la moda en aquellos días. Probablemente el episodio sería considerado algo indecente para la cultura judía en la que el Antiguo Testamento fue divulgado, por lo que era mejor disfrazarlo de algo más comprensible y “publicable” con la ayuda de metáforas y analogías.

Un buen ejemplo: desde que conocí la Teoría del Big Bang (en ciencia, una teoría es una explicación unificada, probada y bien sustanciada de un conjunto de hipótesis comprobadas), me pareció que junto con la evolución tenía mucho en común con el Génesis respecto a la creación del universo, la Tierra, la vida y la humanidad, empezando por el orden en que todo fue creado:

1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo…
1:3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
1:6 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.
1:7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión.
1:9 Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco.
1:11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.
1:20 Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos.
1:21 Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie.
1:22 Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.
1:24 Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie.
1:25 E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie.
1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Queda muy claro, ¿no? Primero se creó el universo, las estrellas (la luz) y los planetas, (la Tierra). Luego vinieron las aguas (procedente de los cometas que golpearon la superficie durante siglos), y la separación de las aguas de la tierra; “descúbrase lo seco” (el nacimiento de los continentes). Después las plantas, aunque según la ciencia plantas y animales nacieron más o menos al mismo tiempo. Dios también dijo: “Produzcan las aguas seres vivientes”, y “llenad las aguas de los mares”, tal como sucedió según la ciencia; vinieron luego los animales terrestres y, al final, el hombre.

SAUROPODOS-300x231

Por supuesto que es una simplificación, pero no deja de tener cierto sentido del orden en el que ocurrieron las cosas. Obviamente todo esto ocurrió en un espacio de tiempo mucho más extenso, pero imaginaos lo que los palestinos de antaño hubieran dicho si el Génesis, en lugar de explicarlo todo fácilmente, les cuenta los 13 mil millones de años de historia del universo con todo lujo de detalle, utilizando la astrofísica, la geología, la biología y la evolución para hacerles comprender la verdadera historia de la creación.

En fin, no quiero extenderme. Sólo quería establecer una relación auténtica entre lo que nos dice la Biblia y lo que realmente sucedió. Si, un ente poderoso y supremo creó el universo, la Tierra, la vida y la humanidad, pero no tan rápido.

Anuncios

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en Evolución, Religión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Dios Creador, pero no tan rápido.

  1. Marichel Neubauer dijo:

    Muy interesante!! Coincidencia?

    • J.G.Barcala dijo:

      Más que coincidencia yo diría que los que redactaron La Biblia basaron sus escritos en las historias ya conocidas, como la famosa Épica de Gilgamesh que contaba una versión del Diluvio casi idéntica a la de Noé. La Biblia no fue la única. El filósofo griego Demócrito, hablo de minúsculas partículas de las que estaban hechos todos los cuerpos y seres del universo, predatando el descubrimiento del átomo. Gracias por tu comentario, Un besín.

  2. Anónimo dijo:

    Me encanto leerlo y tanto la religion como la ciencia tienen sus conexiones

  3. De acuerdo con todos, pero a su reflexión le añado, que la teoría del creacionismo tiene a demás a favor que es en la tierra el punto de formación de la vida, claro acompañada del agua, es decir donde esta gran cantidad de ADN, que más el soplo de la vida (OXIGENO) nos da la posibilidad de formarse y multiplicarse la vida, los seis días es un proceso de orden que aquellos tiempos les costaba manejar cifras tan grandes y que además no era el propósito de la Biblia ser científica. Además la teoría de la LUZ DE FONDO donde descubrieron la posibilidad de que la velocidad de la luz desde el big bang haya sido diferente, mayor, siendo asi la expansión del Universo fue más rapido por lo que da posibilidad a que la llamada Teoría de la Creación llegue a ser cierta.

  4. Antonio dijo:

    Hola, soy Antonio y es la 1ª vez que leo este blog. Quisiera matizar sólo una cosa, en el Pentateuco, dice ” en un principio era Eolin (los dioses) es plural.
    Un saludo
    Antonio

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Antonio, muchas gracias por tu interesante aportación, Desconozco en qué idioma esté escrita esa palabra, por lo que dificilmente puedo opinar, LO que sí se es que la Biblia, como cualquier otro documento antiguo, ha llegado a nosotros a través de numerosas traducciones que, como traductor que soy, me consta que cada uno de mis colegas puede dar una u otra interpretación a diferentes términos. Es practicamente imposible saber lo que decía la Biblia en su versión orihinal, al menos mientras no encontremos dichos documentos, pero aún así, estos serían la versión escrita por hombres, con su fallos y sus inclinaciones.
      Gracias nuevamente y un saludo cordial.

  5. Interesante tu intento de forzar el Génesis para que de alguna manera coincida con los descubrimientos actuales. El problema recae que (supuestamente según Israel Finkelstein) esta parte habría sido (más o menos) escrita en el siglo VII A.C. por lo tanto es lógico los errores que se hallan en ella.
    Veían a la luna brillar de noche por lo tanto creyeron que tenía luz y es el lucero que está en el cielo de noche descrito en el génesis.
    Tampoco tenían mucha idea de donde venía la luz, por eso al segundo día (si no me equivoco) se hace la luz, pero el sol se forma recién en el cuarto día…
    Y si tomamos lo descrito por Finkelstein, tampoco es muy fidedigna históricamente, aunque me parece fascinante el desarrollo real de como fue escrita y permite entender mucho más como fue gestada la religión.
    Pero queda completamente descartada como elemento para entender el desarrollo de nuestro planeta.

    • J.G.Barcala dijo:

      Muchas gracias nuevamente por tu comentario Silvia, me alegra que hayas mencionado a Finkelstein, con quien comparto muchos de los argumentos sobre el origen de la Biblia, como por ejemplo, el desfase del lenguaje utilizado. Probablemente en lo único en que estamos en desacuerdo es en las conclusiones a las que llega, pues él cree que la Biblia se escribió, como dices, en el siglo VII u VIII, y yo creo que los textos a los que se refiere son simplemente otra versión, producto de alguna traducción de esa época.
      Es casi imposible que algún día sepamos la verdad, pero al menos podemos entretenernos conjeturando y compartiendo opiniones.
      Gracias nuevamente por tu interesante aportación y espero seguir contando con tus comentarios en el futuro.

      Un cordial saludo.

  6. Allan kardec dijo:

    Antes de que los que escribieron la biblia aprendieran a escribir, ya habian maestros que escribian. Estos escribieron los textos que luego fueron sustraídos(por no decir robados)por el pueblo que se auto denominò ” el pueblo de dios”. Ellos ajustaron estos textos a su manera para manipular a sus ovejas, haciendose pasar por los sacerdotes escogidos por dios. Por eso hasta hoy hay tanta oscuridad acerca del tema. Pero igual, aunque me vengan diciendo que las torìas acerca del origen del universo son ” comprobadas”. No me como ese cuento tampoco, pues NINGUN cientìfico es capaz de asegurar algo que no es capaz de abarcar su cerebrito. Tambien hay que ser consciente por favor.

  7. @vozliberaldemoc dijo:

    Nos parece muy acertada toda tú exposición, no deja lugar a la negación del Bug Bang, ni siquiera desde un punto de vista religioso.
    100% deacuerdo

    • J.G.Barcala dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Vozliberal. Yo no encuentro ninguna razón para negar el Big Bang, y muchas para aceptarla. Tampoco creo que la religión lo niegue, sólo personas, pues el hecho es que fue el cura Georges Lemaitre quien ideó la Teoría del Big Bang.
      Un cordial y liberal saludo.

  8. Tomás dijo:

    Pienso que la primera frase del Génesis ya es falsa, si partimos de que ya sabemos la edad del universo, unos 13.500 MM de años ,

    “Al principio Dios creó el cielo y la tierra”. No. Lo cierto es que el cielo (el universo) era ya antiquísimo – habian nacido y desaparecido galaxias enteras – cuando empezó a formarse nuestro sistema solar, unos 8500 millones de años mas tarde que el big bang. Si fue un Dios quien lo creó e inspiró el pasaje, tendremos que admitir que entre la creación del cielo y de la tierra se tomó su descanso, y que eso del “principio” es relativismo divino.

    Y si continuamos siguen las incongruencias. “dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz”.
    O sea que habia un cielo en las tinieblas con estrellas, pero aún no estaban encendidas. Pues vale, es cuestión de fe.

    En cuanto a las aguas que se separan encima y debajo de una “expansión”, como casi todos los pasajes de la biblia, pueden interpretarse como uno quiera, liarme con la RAE seria inútil. Yo quiero interpretarlo como una salida al paso cuando uno no sabe de que habla.

    Saludos a tí ya a los hermanos de la Salle, también los conocí. Para mates eran buenos, y en religión también: las creencias que nos inculcaban eran tan insólitas que gracias a ellos un dia descubrí que yo era en realidad un pedazo de ateo.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Tomás, gracias por tu comentario. No veo en ningún lugar que el Génesis hable de fechas, por lo que no veo dónde entren tus argumentos en el debate. Además, digo que cuando ocurre el Big-Bang, y no cuando se crea el sistema solar, es el equivalente al “hágase la luz”. Nuevamente, lo que digo en el artículo es que las líneas del Génesis coinciden muy bien con lo que realmente sucedió. Insisto es que la Biblia se escribió a manera de metáfora, y no literalmente, hay que leer entre líneas.
      Gracias nuevamente y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s