La Abuela de Todos los Humanos.

No es precisamente de la que nos habla la Biblia, al menos no es la esposa de Adán, ni salió de su costilla, pero si podemos decir con seguridad, que una mujer que vivió hace aproximadamente 150.000 años en el este de África, es la madre o abuela ancestral de todos los humanos de la actualidad. ¿Y cómo lo sabemos? Por el estudio del legado genético llevado a cabo en decenas de miles de personas durante las últimas décadas. Es muy sencillo decirlo pero no tanto explicarlo, y después de leer este artículo, seréis vosotros los que me diréis si lo he logrado.

African woman

Empecemos por los antecedentes. Como recordaréis de vuestros estudios de secundaria, en nuestro organismo existe una substancia llamada ácido desoxirribonucleico, o ADN por sus siglas en castellano. Dicho ácido contiene en su estructura molecular las instrucciones genéticas de lo que debe

Estructura del ADN

Estructura del ADN

hacer cada célula para convertirse en parte de los muy diversos tejidos de nuestro cuerpo. Las combinaciones entre las cuatro moléculas que forman la famosa doble hélice, guanina, citosina, adenina y timina, establecen si un bebé heredará los ojos azules de su padre o los verdes de la madre o incluso los marrones de su abuelo. Sabemos también que durante el proceso de reproducción, al fusionarse el óvulo femenino con el esperma masculino, cada uno aporta un 50% de su propio ADN que se mezclará con el otro para formar un nuevo y único ADN para el nuevo ser. De esta manera, los hijos de una pareja no serán idénticos a ninguno de sus progenitores, sino que llevarán la mitad de los genes, y por ende, las características, de cada uno de los padres.  ¿Voy bien o me regreso? Pues sigamos.

Desde finales del siglo pasado se ha llevado a cabo una frenética carrera para conocer más a fondo y secuenciar el código genético de cientos de especies animales y vegetales y así entender mejor su evolución, desarrollo, fortalezas y debilidades, con el fin, la mayoría de las veces, de ayudar a crear vacas, cerdos, ovejas, tomates, cereales y hasta humanos más robustos y mejor protegidos contra las enfermedades. Consideraciones éticas aparte, el mundo de la genética ya está aquí y deberíamos acostumbrarnos a ello.

Pero hay otro campo en el que la genética ha resultado ser un maná caído del cielo, una fuente de información de la que hasta hace no mucho nadie soñaba con poder utilizar: el estudio de la evolución humana. Si el siglo XIX fue el del nacimiento de la Teoría de la Evolución y el XX el de la arqueología, el actual bien podrá ser considerado en el futuro como el siglo de la genética. Hasta antes del advenimiento de la genética, los antropólogos habían basado sus investigaciones sobre la evolución humana en el estudio de los fósiles de homínidos encontrados, con todas sus deficiencias y limitaciones. Ahora, y gracias al Proyecto del Genoma Humano, un esfuerzo conjunto de más de cien universidades en una docena de países, una nueva herramienta nos ha ayudado a esclarecer los orígenes y expansión de Homo sapiens por todo el planeta. Entra en escena Stephen Opppenheimer.

ADN Prueba [Convertido]

En su libro “Fuera del Edén: el poblamiento del mundo”, este médico, geneticista y autor británico compiló los resultados del PGH y los utilizó para seguir el “rastro” genético de nuestros ancestros. Según los datos que nos daba la arqueología, los europeos descendían de un grupo de africanos que se estableció en el creciente fértil hace aproximadamente doscientos mil años. Pero las conclusiones de Oppenheimer dieron un vuelco a todas las teorías anteriores, y difícilmente pueden contradecirse dichas conclusiones pues están basadas en una evidencia no circunstancial, como el hallazgo intermitente de restos humanos, sino en un marcador genético comprobable.

Mapa Oppenheimer

(Has click para ver mejor).

He mencionado antes que el ADN de un nuevo ser incluye el 50% de cada uno de los progenitores, por lo cual resultaría casi imposible seguir la huella genética de nuestros ancestros, pues el número de mezclas que el ADN de cada persona ha sufrido en cientos de generaciones es demasiado alto. Sin embargo, en las mitocondrias, los orgánulos de la célula que producen la energía para que esta pueda funcionar, existe una rama de ADN distinta al resto, y es que este no se mezcla con el ADN del padre, sino que es heredado idéntico de mujer a mujer, de madre a hija. De esta manera y, a pesar de que el ADN ha sufrido diversas mutaciones a través de los tiempos, podemos seguir el “mapa” de las poblaciones femeninas conforme han emigrado de un continente a otro. Mirando hacia atrás, los marcadores del ADN mitocondrial (ADNmt) llevaron a Oppenheimer y demás investigadores hasta las estepas del Valle del Rift en el este de África, donde hace 150.000 años, vivió una mujer, la dueña original del ADNmt encontrado en millones de mujeres de la actualidad. Dicha mujer, una de las primeras Homo sapiens, no sería muy diferente de la que adorna esta entrada, a excepción de la ropa, y pasaría desapercibida si nos le encontrásemos en las calles de nuestras sobrepobladas ciudades. La llamada “Eva Mitocondrial”, es La Abuela de Todos los Humanos. El mapa adjunto ilustra el camino que las poblaciones humanas, descendientes todos de Eva, siguieron desde su exilio hasta poblar todos los continentes.

Ahora bien, como siempre en estos casos, existen los detractores, pero yo me había propuesto daros a conocer las conclusiones científicas más fiables al respecto y no tengo espacio para incluir las opiniones contrarias (muy pocas), por lo cual me disculpo. Aún así, este es un tema muy complejo y con una gran variedad de ramificaciones científicas, morales y metafísicas, y no soy ningún experto, por lo que os recomiendo busquéis por vuestra cuenta más información para que podáis sacar vuestras propias conclusiones. Por mi parte, espero esta reseña os haya servido de introducción a la materia tan apasionante y edificante del estudio de la evolución humana.

Anuncios

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en Biología, Evolución y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La Abuela de Todos los Humanos.

  1. Stella dijo:

    Un tema atrapante. Agrego a la Eva Mitocondrial, una nieta, que por ser mujer de otra época, fueron copiados sus estudios sobre formación genética por su profesor ,y olvidados sus logros. Nacida en Londres en 1920, se llamó Rosalind Franklin.Falleció muy jóven de cáncer, y se cree fué debido a las rediaciones sufridas.
    Un abrazo primo y no me creas feminista.
    Hasta pronto.

    • J.G.Barcala dijo:

      Una tristeza el trato que, en especial Watson, dispendió a Franklin, Stella, y creo que deberían entregarle el Nobel a título póstumo por su importante colaboración en el descubrimiento del ADN. De hecho, ya se han hecho peticiones a la Academia de las Ciencias de Suecia, pero esta dice que no puede hacerlo retrospectivamente. En todo caso, le debemos mucho a Rosalind y espero en el futuro su figura sea más apreciada. Yo mismo me comprometo a dedicarle unas líneas en los próximos días.

      Gracias por tu comentario y un besín.
      P.D. Por cierto, me llamas “primo” en tu mensaje, me lo dices de cariño o es que de verdad eres mi prima y no conozco tu verdadera identidad?

      • Pues creo que, siendo todos “nietos” de la misma Eva Mitocondrial… pasamos a ser un poc PRIMOS todos… ¿No?

        Qué interesante tema de verdad, y pensar que los racistas piensan en la gente de otro color como seres inferiores sin pensar que somos todos resultado de la mezcla del ADN de esta Eva con su marido… (O maridos, nunca se sabe)

        Saludos.

      • J.G.Barcala dijo:

        Hola Paco,
        tienes toda la razón, todos los humanos somos parientes, lo que pasa es que muchos aún no se enteran. Espero este artículo sirva para divulgar la realidad sobre nuestros orígenes.
        Muchas gracias por comentar.
        Un abrazo.

  2. Hola Jesús,
    lo has explicado mejor que mi profesor de la facultad (aunque cuando yo estudiaba en ella la genética estaba empezando), además dices verdades como templos de grandes. La genética es el presente y sobre todo el futuro de muchas investigaciones que serán empleadas en múltiples aspectos de las ciencias (destacando sobre todo en la medicina y en tratamientos que hasta hace poco eran y son impensables). El término con el que la describes “Eva Mitocondrial” es simplemente… ¡genial!
    Un abrazo.

    • J.G.Barcala dijo:

      Me halagas Francisco al siquiera compararme con un verdadero profesor, siendo yo un simple aficionado. La genética, nos guste o no, y a mí si me gusta, es tanto el presente como el futuro, pero creo que mucha gente no la entiende y por eso la rechaza. Creo que los expertos deberían hacer una mejor labor de divulgación, pero no conozco a ninguno al que yo pueda hacerle la sugerencia. En fin, desde aquí intento poner mi granito de arena, y me alegra que al menos unos pocos me hayan comprendido. Por cierto, el término de “Eva Mitocondrial” no es mio y, aunque no se quién lo acuñó, yo se lo leí por vez primera a Oppenheimer.
      Muchas gracias por tu amable comentario.
      Un abrazo.

  3. Anónimo dijo:

    ¡Excelente material!
    La cura de muchas enfermedades, una respuesta encomiable para la hambruna en el planeta y las transformaciones a las que lejanas generaciones en el futuro deberán adaptarse, descansan todas en ese universo diminuto escondido dentro de todo ser vivo.
    ¡Gracias por acercarlo a nosotros y hacerlo más comprensible!

    • J.G.Barcala dijo:

      Gracias a ti amigo/a. En verdad la genética puede hacer mucho por mejorar nuestras vidas y la de nuestros descendientes. Los genes, como bien dices, son un universo diminuto en cada uno de nosotros, y tenemos mucho que aprender de ellos.
      Gracias nuevamente y un fuerte abrazo.

  4. Pingback: Por qué los humanos tenemos colores diferentes de piel. | Ciencia Histórica

  5. Evolución dijo:

    “La Abuela de Todos los Humanos.” No me cierra. Debe de haber habido varias, como en el resto de las especies. O No?

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Evolución,
      si partimos de la cuestión de que todos descendemos de una persona, y que esa persona desciende de otra, la lógica apunta a que en algún momento, todas las ramas se reunan en una misma persona, y esa es quien sería la Madre de todos los humanos…
      Muchas gracias por comentar.
      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s