Los Verdaderos Soldados Ryan.

En la película “Salvar al Soldado Ryan” (como se conoce en España, y agradecería a mis lectores me dijerais cómo se tituló en vuestro país), el afamado director Steven Spielberg retrata uno de los episodios más brutales y electrizantes de la Segunda Guerra Mundial. En los veinte minutos iniciales, el cineasta nos mete en la piel de uno de los miles de soldados que participaron en el Desembarco de Normandía en junio de 1944 y, por medio de escenas escalofriantes en su realidad, consigue que nuestros cuerpos se estremezcan de terror. En uno de sus mejores trabajos, Spielberg nos cuenta la historia de un soldado que pierde a sus hermanos en la misma batalla y cómo los mandos del ejército deciden evacuarlo antes de que él también caiga bajo las balas alemanas y deje a su familia sin herederos. El argumento de la película es ficticio, pero como en muchos otros casos, está basado en la realidad.

Matt Damon-James Francis Ryan

La política del ejército que dio origen a la historia del soldado Ryan, tiene su origen en una tragedia sucedida un par de años antes del Día D. Los cinco hermanos Sullivan de Waterloo, Iowa, se presentaron como voluntarios menos de un mes después del Sullivan Brothersataque traicionero a Pearl Harbour. George (n. 1914) y Frank (n. 1916) habían servido en la marina con anterioridad, pero para Joseph (n. 1918), Madison (n. 1919) y Albert (n. 1922), aquella era su primera experiencia bélica. El ejército tenía la política de no permitir que hermanos sirvieran en una misma unidad, pero en aquel entonces dicha regla no era muy estricta. Los hermanos Sullivan pusieron como condición ser asignados al mismo barco, y la marina se los permitió. Los cinco hermanos se embarcaron en el USS Juneau en febrero de 1942, partiendo hacia el Mar Caribe donde participó en el bloqueo de las islas Martinica y Guadaloupe tan sólo unos días después. En agosto, el crucero fue re-asignado al teatro del Pacífico, doce el 10 de septiembre se unió al Grupo Operativo 18. Después de ver acción USS Juneauen las Islas Santa Cruz, el Juneau partió de Nueva Caledonia el 8 de noviembre como parte de una flota de escoltas de transportes camino a la Isla de Guadalcanal, donde los japoneses intentaban evitar un desembarco de los marinos estadounidenses. La mañana del 13 de noviembre, en la Batalla de Guadalcanal, el Juneau recibió el impacto de un torpedo y consiguió escapar rumbo a su base, pero a las 23:00, dos torpedos más golpearon al maltrecho buque haciendo explotar sus almacenes de municiones y hundiéndolo en tan sólo 20 segundos con su tripulación de 700 hombres.

Menos de cien marinos consiguieron abandonar la nave antes del hundimiento, incluidos Al y George Sullivan. Sus tres hermanos estuvieron entre los 600 que se fueron a pique con su barco. Sin embargo, Al murió ahogado unas horas después y al día siguiente, compungido por la pérdida de sus hermanos, George saltó de la balsa salvavidas y se hundió en las profundidades del océano. La noticia llegó rápidamente a las prensas norteamericanas con los cinco hermanos en las portadas. El clamor popular ante la tragedia obligó a al gobierno a instituir la “Regla del Último Sobreviviente”, por la cual, si un grupo de hermanos en servicio fallecía y sólo quedase uno vivo, este sería retirado de la línea del frente para preservar la generación. Dos años más tarde, la historia parecía repetirse.

  • El Sargento de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos Edward “Ed” Niland volaba sobre Birmania cuando su B-25 Mitchell recibió un impacto. A pesar de que logró saltar en paracaídas y fue capturado por los japoneses, las autoridades lo dieron por muerto.
  • Su hermano Robert, fue muerto en el primer día del Desembarco de Normandía cuando se ofreció voluntario a quedarse tras sus compañeros para intentar detener un avance alemán.
  • Preston Niland cayó por la bala de un francotirador el 7 de junio de 1944, en el segundo día de la invasión.
  • Fritz, el más joven de los cuatro hermanos, saltó sobre Normandía con su unidad, el Regimiento 501 de Infantería Paracaidista de la División 101 Aéreo-transportada y luchó varios días en la campaña, hasta que decidió visitar a su hermano Bob, de la 82 Aéreo-transportada y fue informado de que tanto Bob como Preston y Ed habían muerto. Fritz fue retirado de la línea de combate y enviado primero a Inglaterra y luego a su patria, donde completó su servicio trabajando para la Policía Militar.
Niland Brothers

Los Hermanos Niland.

El autor del libro que sirvió de guión para la película de Spielberg nunca admitió haberse inspirado en la historia de los hermanos Niland, sin embargo, hay ciertas similitudes entre los destinos de ambas familias. Fritz Niland, paracaidista, James Ryan, paracaidista, ambos de la División 101, ambos pierden a dos hermanos durante el desembarco de Normandía del 6 de junio de 1944 y ambos son enviados a casa bajo la regla del último sobreviviente. Ed Niland, supuestamente murió cuando su avión fue derribado sobre Birmania; Daniel Ryan muere cuando su avión es derribado sobre Nueva Guinea. Los hermanos Niland dieron su vida por la libertad; el soldado Ryan les hizo un homenaje.

Hubo un par de casos más en los que se aplicó la “Regla del Último Sobreviviente”, entre ellos el de los hermanos Borgstrom y el de los Hubbard, y dicha política sigue aplicándose en las fuerzas armadas de los Estados Unidos, más recientemente en Afganistán. Puede parecer una política injusta y discriminatoria, pues no se aplica a militares que sean hijos únicos, pero el sacrifico de las familias que pierden a sus hijos en combate, bien merece un último agradecimiento.

 

Anuncios

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en II Guerra Mundial, Tregedias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Los Verdaderos Soldados Ryan.

  1. pandoratears dijo:

    l faut sauver le soldat Ryan

  2. Francisco Barcala dijo:

    No he visto la película, porque no suelo ser afecto al cine bélico, pero creo que vale la pena gracias a esto que nos compartes. Aquí en México se llama RESCATANDO AL SOLDADO RYAN.

    Saludos.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Paco, es una película que recomiendo ampliamente, seguro te gustará, aunque nos eas muy fan del cine bélico. Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

  3. Rosa Ave Fénix dijo:

    Sabes por otros comentarios en tus entradas, que nunca entederé las guerras, soy pacifista hasta las entrañas, por tal motivo no quise ver El soldado Ryan pues por los trailes que vi, sabía que yo lo pasaría mal. Y aunque en el fondo no es cosecha de mi devoción, leo datos sobre las guerras, son Historia y ésta me gusta. Tus posts son para mi un tesoro para ampliar mis datos. Un besito,

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Rosa,
      entiendo muy bien que no te gusten las guerras, a mí tampoco, pero creo que a ambos nos gusta la historia, y vale la pena recordarla. A mí me dan pena sus víctimas, e intento recordarlas de vez en cuando.
      Muchas gracias por tus amables comentarios, sólo soy un humilde vehículo de divulgación.
      Un besito.

  4. Anónimo dijo:

    BUENAS TARDES,DE VERDAD QUE SON MUY INTERESANTES TUS POSTS,NO ME GUSTAN AL IGUAL QUE MUCHOS LAS GUERRAS PERO SON HISTORIAS QUE ME LLAMAN MUCHO LA ATENCION,LEI ACERCA DE LOS VERDADEROS SOLDADOS RYAN Y DE LA TRAGEDIA MARITIMA ,SABES SI LAS PELICULAS DE LOS PILOTOS DE TUSKEGEE SON FIELES A LA HISTORIA ,LA ORIGINAL DE HACE AÑOS Y LA RECIENTE QUE TITULARON RED WINGS?
    SALUDOS
    ANTONIO RANGEL

    • J.G.Barcala dijo:

      Muchas gracias Antonio por tu amable comentario. A mi tampoco me gustan las guerras, pero son una realidad inevitable de la historia, y por eso me gusta recordar estos eventos. Conozco bien la historia de los Pilotos de Tiskegee, y creo que sería un buen material para un artículo…
      Muchas gracias nuevamente y un caluroso saludo.

  5. Si algún día tienes ocasión de visitar Normandia acercate al cementerio americano de Colleville-sur-mer; allí encontraras en un lugar destacado la imagen de los hermanos Niland.
    Te felicito por tu blog que acabo de descubrir y me parece interesantísimo.
    Un saludo.
    Luis.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Luis, había leído en algún lado sobre la existencia de una placa, pero no sabía exactamente dónde, muchas gracias por el dato, y gracias también por leerme, y por tu halagador comentario.
      Muchas gracias y un afectuoso saludo.

  6. Joan Arroyo dijo:

    Hola a todos. he estado un par de veces en las playas del Desembarco en Normandia y el Cementerio de Colleville. Tambien otro en Luxemburgo, done si no rrecuro mal esta enterrado Patton. Aprovechando estos viajes, me fui encontrando con otros cementerios de la 1 Guerra Mundial. Me impresiono el silencio., la sensacion de tristeza por tanto esfuerzo dedicado a lo inutil, el ver todavia flores frescas en caidos hace 100 anos . Esfuerzo baldio… para nada; o quiyas no. Quizas si no paso lo que paso, ahora comeriamos kartoffen en lugar de patatas. Tema dificil, aunque lo lamentable z mas triste del tema, es que despues de un monton de anos, no hemos aprendido nada parce que vamos a por el proximo desastre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s