Lebensborn, o cómo crear una “raza perfecta”.

Hay muchos episodios en la historia de los que la humanidad bien puede sentir vergüenza, ajena para la mayoría de los que vivimos en esta época pues poca o ningún culpa tenemos de lo que nuestros antepasados pudieron haber hecho. El tema que hoy nos concierne es uno de esos momentos bajos en nuestra andadura por este planeta, uno de los capítulos más tristes que  esperemos nunca vuelva a repetirse, y con ese objetivo en mente debemos recordarlo. En los años 30 y 40 del siglo pasado, el gobierno de la Alemania nazi se embarcó en un programa de ingeniería social destinado a crear un pueblo racialmente puro, un objetivo ideológico fundamentado en proposiciones que poco o nada tenían que ver con la verdadera naturaleza y origen del ser humano, una muestra de lo que la ignorancia, el odio y la vileza son capaces de hacer. El programa tenía dos objetivos claramente definidos: 1) promover la reproducción de aquellos sujetos humanos a los que se consideraba tenían las características físicas ideales: cabello rubio, ojos azules, cuerpo atlético y, 2) evitar que los “peor dotados” pasaran sus genes a otra generación a través de la esterilización u otros métodos menos ortodoxos, como después pudieron atestiguar los enfermos mentales en la clínica Hadamar, en el pueblo alemán del mismo nombre y de la que hablaremos la próxima semana. Lebensborn se ocupaba de la primera de estas misiones.

Niños nazis

La eugenesia es una pseudo-ciencia que cree posible distinguir entre los miembros “superiores” e “inferiores” de una sociedad, y busca la seleccionar los “mejores” genes que den lugar a una raza “perfecta”. Basada en las ideas bilógico-deterministas de Sir Francis Galton, la eugenesia se considera un método para preservar y mejorar un grupo dominante de una población dada. La eugenesia, irónicamente, se estableció en los Estados Unidos mucho antes que en Alemania. Ya en 1907, el estado de Indiana aprobó una ley que permitía la esterilización forzosa de personas con discapacidad mental e incluso en la actualidad se permite en algunos estados la esterilización forzosa de criminales sentenciados a cadena perpetua. Y no olvidemos que en muchos países se permite el aborto de criaturas por causas de defectos físicos.

Pero Lebensborn tenía una cara más amable, menos drástica. Es más, originalmente el programa nació para prestar asistencia a madres solteras, casi como cualquier otra iniciativa asistencial en la Europa del siglo XXI. No obstante, mirando más en profundidad, había un elemento siniestro y abiertamente racista, pues Lebensborn sólo admitía a mujeres consideradas “arias” con hijos igualmente puros.  No sólo eso, sino que promovía la reproducción de nacimientos con madres solteras y mediaba en su adopción por familias también consideradas racialmente puras y saludables, en muchas ocasiones las de miembros de las SS, ya examinados antes de ser aceptados por esa guardia elitista. De hecho, el programa fue fundado en Munich en 1935 por esta organización criminal, de la que siempre dependió.

Pocos meses después, el Reichsfhürer Heinrich Himmler, que con el tiempo también crearía la red de campos de exterminio nazi, declaró los objetivos de Lebensborn, la cual él ponía bajo su dirección personal, dentro de la Oficina Central de Raza y Asentamientos de las SS:

  1. Apoyar racial, biológica y hereditariamente familias valiosas con muchos hijos.
  2. Alojamiento y protección para mujeres embarazadas valiosas racial, biológica y hereditariamente, quienes, después de un cuidadoso examen de sus familias y la de el otro progenitor por la Oficina Central de Raza y Asentamiento de las SS, se espere produzcan niños igualmente valiosos.
  3. Cuidar de los niños.
  4. Cuidar de las madres de los niños.

Inicialmente, como mencionaba anteriormente, el programa sirvió como una institución de asistencia para las esposas y novias de miembros de las SS. La organización gestionaba centros "Verein Lebensborn", Taufede maternidad donde las mujeres podían dar a luz u obtener asistencia con problemas familiares, evitando el estigma social a las madres solteras. Poco a poco el alcance de Lebensborn creció hasta tener 35 centros en Alemania y otros países europeos, donde hasta 1944 más de 15.000 niños nacieron. Siempre, y que no se nos olvide, de madres aceptadas como “puras” por los médicos y políticos de las SS. Algún lector podrá pensar que, a pesar de la falta de ética del programa, aparentemente no cometía ningún crimen, pero aún no he terminado.

Una vez empezada la guerra en 1939, Lebensborn amplió sus horizontes hacia la “germanización” de niños en los territorios ocupados que cumplieran con los estándares raciales nazis, esto es, rubios, de ojos azules y sin sangre judía. Para ello, los niños eran secuestrados y llevados a centros de Lebensborn para que pudiesen ser adoptados por familias alemanas. Los niños recibían una serie de pruebas para determinar su “idoneidad” y se clasificaban en tres categorías:

  • aquellos considerados deseables para ser incluidos en la población alemana,
  • aquellos que eran aceptables, y
  • los indeseables.

Aquellos en la última categoría eran enviados a trabajar en campos o directamente asesinados. El resto, dependiendo de su edad, eran adoptado inmediatamente o matriculados en internados donde se les cambiaba el nombre por uno germano y se les obligaba a olvidar sus orígenes, con violencia si era necesario. La organización de encargaba de borrar todos sus registros anteriores para borrar cualquier rastro de su origen, lo que dificultó posteriormente su vuelta a casa. Sobra decir que en muchos casos los padres también eran asesinados sin paliativos o enviados a un campo de concentración para su posterior exterminio.

Guardería Lebensborn

Desgraciadamente, antes de que terminara la guerra todos los archivos de Lebensborn fueron destruidos y los investigadores aliados tuvieron muchos problemas para encontrar pruebas fehacientes que acusaran directamente a Lebensborn. En la mayoría de los casos, los secuestros los llevaban a cabo las varias instancias de poder en cada territorio ocupado, y Lebensborn sólo actuaba como receptor. Sus líderes, a pesar de ser juzgados, no pudieron ser condenados.

Nunca sabremos el alcance total de la perfidia nazi en lo que respecta a los niños secuestrados. Sólo Polonia reclamó a más de 10.000, de los cuales sólo un 15% pudo ser devuelto con sus padres biológicos. En muchos de los casos, los padres no aparecieron, y las autoridades aliadas tuvieron que optar por dejar al resto de niños con sus padresAnni-Frid Lyngstad adoptivos. Muchos alemanes han podido averiguar que originalmente fueron niños de la Lebensborn, incluyendo al ex Canciller Gerhard Schröder cuyo padre murió en Rusia, pero también la célebre cantante de origen noruego del grupo ABBA, Anni-Fridj Lyngstad, quien en lo alto de la fama, en 1977, pudo conocer a su padre, el soldado alemán Alfred Haase, después de haberlo dado por muerto toda su vida. Desafortunadamente, no todos los niños de Lebensborn tuvieron la misma suerte.

Anuncios

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en Alemania, II Guerra Mundial, Nazis, Villanos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

25 respuestas a Lebensborn, o cómo crear una “raza perfecta”.

  1. Anónimo dijo:

    “Y no olvidemos que en muchos países se permite el aborto de criaturas por causas de defectos físicos.” En los países donde se permite esa práctica, no se está buscando crear una raza perfecta. Se está dando la posibilidad a los padres de evitarse una gigantesca cantidad de trabajo y de sufrimiento personal y emocional. Tiene poco que ver con el nazismo eso.

    • J.G.Barcala dijo:

      El comentario sobre el aborto no está encuadrado en el tema del nazismo, sino en el de la eugenesia, y queramos o no, el aborto es una forma de intentar “mejorar” la raza. Que algunos lo hacen para “evitarse trabajo” como dices? peor aún, pues tener una vida más cómoda no me parece una razón loable para sacrificar la vida de un niño.
      Gracias por comentar.

      • Luis Silva dijo:

        Tal vez esta mal dicho lo de “evitarse trabajo” pero sin duda, y con riesgo de sonar como un loco malvado, esta mejor el aborto a que muchos de esos niños solo nazcan por que es “políticamente correcto” pero no tengan futuro. Por ejemplo en India se ha dado el caso de que las instituciones mentales están tan sobrepobladas de gente con discapacidades, y el problema radica en que muchos padres abandonan en esos sitios inmundos a sus hijos. Básicamente en los países subdesarrollados como India, México, Brasil y ya ni digamos de Africa, esos niños no tiene una buena calidad de vida, ya ni básica; mucho menos futuro. No se como sea el caso en Europa. Saludos, esta genial tu blog.

      • J.G.Barcala dijo:

        Hola Luis,
        No estoy de acuerdo en que los niños con problemas de salud “no tengan futuro”. Todos lo tienen, y unos mejor que otros. Un niño con síndrome de Down o cualquier otra discapacidad está tan bien dotado como uno considerado “sano”, y en muchos casos son mejores personas que los que no sufrimos ninguno de sus problemas físicos. Como bien dices, en África y otros continentes muchos niños tienen una vida muy complicada por delante sin sufrir ningún tipo de síndrome, y no por ello vamos a matarlos.
        Eso sí, te agradezco mucho tu colaboración, siempre es saludable escuchar todas las opinione.
        Muchas gracias y un cordial saludo.

  2. manuel chiarella dijo:

    EN ESTE MUNDO HAY MUCHOS TIPOS DE LOCOS, EL DESCRITO UNO DE ELLOS. VERGUENZA PARA LA RAZA HUMANA LO OCURRIDO. QUE HACEMOS CON LOS OTROS TIPOS DE LOCOS, POR EJEMPLO LOS QUE ESTAN DESTRUYENDO EL PLANETA, LUGAR EN QUE HABITAN.

  3. hljorge dijo:

    Barcala, me parece un acto de Justicia no usar a Alemania como chivo expiatorio aunque Alemania se haga cargo de todo ahora, no sé a cambio de qué con los países colaboracionistas como Francia.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Jorge,
      personalmente soy un gran defensor de la actual Alemania, país en el que he vivido durante años y donde tengo muchos amigos, y ahora hasta familia. Lo que intento es siempre poner la llaga en quien yo considere culpable en un momento dado, y esta vez le tocó a los nazis. Casualmente, estoy preparando algo sobre la “Resistance”, y no quedarán bien parados…
      Muchas gracias por comentar, un saludo.

      • hljorge dijo:

        Muy complejo tema. Por alguna razón Hitler tuvo tanto éxito. Una amiga holandesa me dijo que en el pueblo de sus padres aproximadamente la mitad eran pro Nacional Socialismo. Por todos los dioses, no malinterpretarme, no estoy con lo de la superioridad aria (mi aspecto me haría víctima).
        En Alemania 1994 me trataron tan bien y me sentí tan protegido que sentí furia por la forma en que me trató mi país siempre.No puedo decir más porque tengo un amigo judío. Si se entera que me cae muy bien Alemania puede agarrarle un brote psicótico.
        Sospecho que hablarás de Vichy.
        Inmenso placer cruzar palabras con vos, JG. Honor inmerecido.
        Abrazo fuerte

      • J.G.Barcala dijo:

        Hola Jorge,
        yo he vivido en Alemania y actualmente tengo hasta familia medio alemana, y es un pueblo al que admiro y quiero mucho. No creo que debamos sentir vergüenza, pues la Alemania actual no tiene nada que ver con la que sufrió el régimen nazi. Conozco incluso a judíos alemanes que están muy orgullosos de su nacionalidad. Tienes rzón al decir que es un tema complejo, pero también creo que lo pasado pasado está y es del dominio exclusivo de la historia.
        Muchas gracias por tus comentarios, un cordial saludo.

  4. Silverman dijo:

    Un feto no es una criatura ni un niño.
    Es curioso que los nazis promoviesen fanáticamente la eugenesia nórdica, cuando Hitler y Himmler no eran precisamente prototipos perfectos de hombre ario. Paradojas de nuestra especie.
    Saludos

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Silverman,
      la cuestión de si es un niño o una criatura es de semántica. Para mí lo importante es que el feto es un ser vivo en el vientre de la madre.
      Y sí, es muy curioso que ni Hitler, ni Himmler, ni muchos de sus compinches tenían pinta de arios…cosas de los totalitarismos…
      Muchas gracias y un saludo.

    • hljorge dijo:

      Te sugiero ver ímágenes de lo que llamás “feto”. Te sorprenderá ver cuanto cambia semana tras semana. Y te arrepentirás de haber dicho que es nada. Es curioso que digas “nazi” pues suenas muy “nazi”.
      Misoprostol es una droga abortiva pues se puede consumir hasta 3 meses después del desquicio sin preservativo. No me acuerdo del nombre de “la pastilla del día después” que debe usarse antes de las 72 hs después de la estupidez cometida.
      ¿Es relevante la pureza racial de Hitler y Himmler?

  5. Dessjuest dijo:

    Siempre que leo temas de estos me viene a la cabeza Esparta, para mí claro ejemplo en el que se fijaron los nazis y que curiosamente gracias al cine ha pasado a la historia como un honorable y valiente pueblo.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Dess,
      muy acertada tu mención a Esparta, donde según los conceptos de nuestra época, gobernaba un sistema que como poco podría considerarse como fascista. Famosa era la práctica de descartar a los recién nacidos “no aptos” de acuerdo a los estándares espartanos, pero ni siquiera esta tragedia tiene mala prensa. Es posible que se deba al contexto de la época antigua. No existían los derechos humanos en ninguna legislación, el estado era todo poderoso y a nadie se le ocurrió protestar. La vida humana en el mundo antiguo no valía nada, excepto para defender la patria. Pero coincido contigo en que es más que triste que muchos en la actualidad vean al pueblo espartano como un modelo de sociedad.
      Cosas de los humanos.
      Un abrazo señor.

  6. Hola barcala, opino como jorge. La gran parte de la poblacion europea sentia lo mismo, el problema es que los alemanes son tan perfeccionistas en todo, hasta cuando hacen barbaridades.
    hay q viajar a la epoca q c. Colón llegó a america y el problema q tenian los intelectuales era si esos seres tenian alma.
    Un gran saludo.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Deimos,
      tengo que disentir sobre la cuestión que mencionas de la conquista de América. No conozco ninguna evidencia de que los españoles u otros europeos hubiesen tenido en mente la creación de una raza “superior”. Es verdad que los nativos fueron tratados de muy mala manera por algunos de los conquistadores, pero recordemos también que la Reina Isabel prohibió de manera expresa que se esclavizara a la población indígena, pues para ella como para muchos, eran tan humanos como cualquier otro.
      El racismo siempre ha existido y creo que, desgraciadamente, siempre existirá. Es un problema de educación, y esta en sí misma es muy deficiente en la mayoría de países del mundo. Pero pocos pueblos han llegado tan bajo como los alemanes, probablemente como decimos, por su propia eficiencia.
      Como todos los humanos de bien, simplemente espero que esto no se vuelva a repetir, aunque no soy muy optimista.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un cordial saludo.

  7. Hola Jesús,
    mientras leía tu magnífico artículo me venía a la cabeza Esparta. Ya entonces (al igual que otras culturas de otros tiempos) se tenía la imperiosa preocupación de “mejorar la especie”. Aunque retrocederé unos siglos a lo que nos explicas en el post de hoy, permíteme que mencione algo que en parte tiene que ver con la maldad nazi ante los infantes. Al nacer los bebes espartanos los bañaban en vino para ver su reacción. Si no era favorable o si se le consideraba que era débil, los abandonaban para que muriera o los vendían como esclavos, y si tras el parto comprobaban que tenía alguna deformidad, los dejaban morir o los asesinaban directamente. No quiero pensar lo que hubiera hecho la sociedad espartana si hubiera tenido los medios que utilizaron los nazis.
    Saludos

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Frncisco,
      Dessjuest también ha mencionado el tema de Esparta, y cómo sus prácticas eugenésicas no son tratadas por igua manera que la de los alemanes. No es mi intención disculparlos, pero si considero que el contexto de la época era muy diferente al actual, y que es muy difícil juzgarlos con los conceptos modernos de derechos humanos. En todo caso, es importante que la gente conozca la historia tanto de Esparta como la de la Alemania nazi, y que cada uno saque sus conclusiones.
      Muchas gracias por comentar. Un abrazo.

  8. Rosa Ave Fénix dijo:

    Apoyo el aborto antes de los tres meses, pero la última palabra la debe tener la madre. Asimismo apoyo totalmente la esterilación de violadores y pederastas. En cuanto la búsqueda del infame Hitler por desear una raza aria y superior, sólo pensarlo de ma nauseas. Creo que la humanidad no debe ni puede ser perfecta, si todos fuésemos perfectos, seríamos como atómatas y me atrevería a decir sin alma, hemos de tener nuestros fallos ya que de ellos también aprendemos y lo mismo enseñar y aprender de otras personas….uffff… que aburrimiento, como serían las conversaciones? todo el mundo perfecto e inteligente, cuales serían los temas para dialogar?

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Rosa,
      Es verdaderamente asqueroso siquiera pensar en las políticas racistas y eugenésicas de Hitler y sus compinches. Lo que apuntas es la realidad, los seres humanos somos imperfectos por naturaleza y es imposible crear artificialmente una “raza superior”, pero la ignorancia de los líderes nazis era completa. Lo malo es que esa panda de paletos obtuvo un inmenso poder.
      Un besito imperfecto.

  9. Silverman dijo:

    Ignoro si usted sabe el significado de un punto y aparte, signo que he puesto entre los dos temas diferentes que he comentado en mi anterior entrada.

    El cuerpo humano es una maravilla, y tanto ver imágenes de un feto (que es lo que realmente es, no hacen falta comillas) como de otras células es sorprendente. Si yo a usted le sueno muy “nazi” por llamar a un feto feto, usted me suena a fanático-fundamentalista-católico, aunque igual me equivoco porque no le conozco, lo mismo que usted a mi, es lo que tiene sacar conclusiones precipitadas tras leer una sola frase.

    Sepa usted que considero el adjetivo “nazi” como un insulto, así que tenga cuidado con lo que afirma. Si usted es contrario al aborto lo respeto, yo estoy en contra de penalizarlo, sólo le pido que respete también mi opinión y ese es uno de los fundamentos de una sociedad de derecho. Lo contrario es ser totalitario, como los nazis.

  10. manoloprofe dijo:

    Reblogueó esto en manologoy comentado:
    Una nueva e interesante entrada de este blog imprescindible.

  11. Stella dijo:

    Espléndido artículo como nos tienes acostumbrados.
    Como dice Manoloprofe, un blog imprescindible.
    Un abrazo cálido y hasta pronto.

    • J.G.Barcala dijo:

      Muchas gracias Stella,
      tus halagos son especialmente apreciados, pues tu blog es uno de los mejores que conozco y visitándolo pso ratos muy agradables.
      Un besín y feliz Navidad! (veraniega para tí…;)

  12. Pingback: Lebensborn, o cómo crear una “raza perfecta”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s