El día en que Leonardo da Vinci fue detenido.

En ocasiones la prensa nos regala con las fotos de famosos, muchas veces en su juventud, tomadas de los archivos policiales, recuerdos de años de altas velocidades, juergas e incluso violencia. Podría decirse que a algunos les viene muy bien el papel de villanos que representan, esta vez en la vida real, como Dennis Hopper, Nick Nolte o Charles Barkley, todos detenidos por conducir bebidos, y en estos tres casos, más de una vez. La fotografía hace posible que las hemerotecas guarden para la posteridad estos recuerdos de errores pasados, que por descontado, todos podemos cometer. Pero, cuál sería la imagen de Leonardo Da Vinci cuando fue detenido por las autoridades florentinas en 1476. ¿Sería un autorretrato? ¿De qué se acusaba al maestro? Fina y claramente, Leonardo fue acusado de sodomía.

Autorretrato

Por aquel entonces se acostumbraba en la ciudad toscana dejar una especie de buzón accesible para el público, el tamburo, en el Palazzo della Signora, el ayuntamiento. En él, los ciudadanos podían depositar quejas y denuncias sobre todo tipo de temas. El 4 de abril de 1476, se recibió una carta anónima con la siguiente acusación:

“Os notifico, Signori Officiali, de un hecho cierto, a saber, que Jacopo Saltarelli, hermano de Giovanni Saltarelli, vive con éste último en la orfebrería de Vacchereccia enfrente del tamburo: viste de negro y tiene unos diecisiete años. Este Jacopo ha sido cómplice en muchos lances viles y consiente en complacer a aquellas personas que le pidan tal iniquidad. Y de este modo ha tenido muchos tratos, es decir, ha servido a varias docenas de personas acerca de las cuales sé muchas cosas y aquí nombraré a unos pocos: Bartolomeo di Pasquino, orfebre, que vive en Vacchereccia; Leonardo di Ser Piero da Vinci, que vive con Verrocchio; Baccino el sastre, que vive por Or San Michele, en esa calle donde hay dos grandes tiendas de tundidores y que conduce a la loggia dei Cierchi; recientemente ha abierto una sastrería; Lionardo Tornabuoni, llamado il teri, viste de negro. Éstos cometieron sodomía con el dicho Jacopo, y esto lo atestiguo ante vos.”

 (Wittkower, Rudolf y Margot, Nacidos bajo el signo de Saturno, Madrid, Cátedra, 1982)
Palazzo della Signora, actualmente el Palazzo Vecchio.

Palazzo della Signora, actualmente el Palazzo Vechio.

La realidad es que la homosexualidad, a pesar de estar oficialmente condenada en la Florencia renacentista, estaba tan extendida que era de facto aceptada por las autoridades y por la población en general. El cargo de sodomía era extremadamente grave, pero a su vez era muy difícil de probar, y en un caso tan serio no se tomaban las acusaciones a la ligera. Esto fue lo que salvó al artista de una Lorenzo_de_medicisentencia de muerte, pues para que fuese probada su culpabilidad hacía falta al menos un testigo, y la denuncia en el tamburo había sido anónima. La acusación fue desestimada basándose en la ausencia de pruebas, y con la condición de que no se recibiesen más denuncias en el tamburo. Sin embargo, el 7 de junio de ese mismo año si llegó un nuevo chivatazo al ayuntamiento, pero nuevamente fue desestimado debido a que era anónimo. James S. Saslow, en su libro Ganymede in the Renaissance: Homosexuality in Art and Society, especula con el hecho de que uno de los acusados, Leonardo Tornabuoni, era socio comercial de Lorenzo de’ Medici, el poderoso político que gobernaba Florencia, y que la familia de este ejerció presión para que el caso no llegara a más, pero como todo lo que tiene que ver con los oscuros manejos de la política, no existen pruebas al respecto.

El caso al que nos referimos es la única mención histórica a la posible homosexualidad de Leonardo. Él mismo no dejó nada escrito al respecto, como tampoco lo hicieron sus biógrafos contemporáneos. Fue en el siglo XX cuando diversas corrientes comenzaron a teorizar sobre el tema en base a la sexualidad expresada en sus pinturas y al hecho de que Leonardo permaneció soltero toda su vida y nunca se le conoció ningún tipo de relación romántica.

En todo caso, las preferencias sexuales del maestro o de cualquier otra persona se limitan al ámbito privado y no tienen ni deben tener ningún peso en la opinión pública. Lo único que nos debe importar sobre esta anécdota, es que la denuncia no prosperó y que Leonardo, entonces de 24 años, pudo proseguir su excelsa carrera en las artes y en las ciencias. Homosexual o no, ¡larga vida a Da Vinci!

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en Personajes, Renacimiento y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El día en que Leonardo da Vinci fue detenido.

  1. ¡Cuántas vidas truncadas por homosexualidad! ¡cuánto ingenio diluído!
    Espero que este paso de normalización y aceptación de la libertad sexual de cada individuo que parece haber dado un sector de la humanidad, se consolide y permanezca. Gracias.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Lisa,
      un evento triste que gracias a Dios no llegó a mayores. Desgraciadamente, como bien deices, muchas vidas fueron truncadas por la intolerancia hacia su condición sexual. Me acuerdo en estos días de Alan Turing, y ya que estamos, me propongo dedicarle una entrada.
      Muchas gracias por tu comentario. Un cordial saludo.

  2. Pingback: El día en que Leonardo da Vinci fue detenido

  3. Pingback: El día en que Leonardo da Vinci fue detenido. | andando el camino……….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s