De Alienígenas en Egipto y Astronautas entre los Incas y Aztecas.

En un universo conocido con trillones de estrellas, literalmente, las posibilidades de que exista un planeta con condiciones similares a las de la Tierra capaces de albergar vida son más que altas. Sin embargo, el hecho de que la vida tal y como la conocemos se haya desarrollado en otros lugares, no quiere decir que esta sea inteligente (tampoco que en el nuestro la haya), pero yo soy de los que cree que no somos los únicos en el universo. Ahora bien, que una de esas razas extraterrestres nos haya visitado, como afirman muchas personas, es algo más difícil de comprobar. Dicho esto, algunos de ellos dicen haber encontrado la evidencia de visitas alienígenas a culturas de la antigüedad en objetos artísticos y religiosos, además de afirmar que muchas de las grandes construcciones de estos pueblos milenarios no pudieron haber sido levantados sin la ayuda de una civilización superior. Revisemos los hechos y las creencias.

Pirámides espaciales

Los Griegos.

Probablemente los primeros en hablar de entes fuera de este mundo fueron los antiguos griegos. El filósofo Anaxágoras, maestro del político Pericles y del dramaturgo Eurípides, sugirió que la vida se inició con “semillas” repartidas por todo el universo. La idea no está tan alejada de algunas de las teorías actuales que proponen la llegada de la vida a la Tierra desde el espacio, nada fantasioso si consideramos que toda la materia contenida en nuestro planeta algún día llegó de otros rincones del universo. Anaxarco, alumno de Diógenes y amigo de Alejandro Magno, creía que el número de mundos era infinito y, Epicuro, creador del atomismo, pensaba que había vida en muchos planetas en la inmensidad del universo. No obstante, a ninguno de estos personajes se le ocurrió decir que los extraterrestres nos habían visitado.

Edad Contemporánea.

Dando un salto de dos milenios, al siglo XIX, nos encontramos con Helena Blavatsky, una “clarividente” de origen alemán, nacida en Ucrania, que junto con el Coronel H.S. Olcott fundó en 1875 la Sociedad Teosófica, una doctrina mitad religiosa, mitad mística cuyos seguidores creen estar iluminadas por la divinidad. Blavatsky, en su libro La Doctrina Secreta, que mencionaba a las especulaciones de los griegos sobre la vida en el espacio, añadía la idea de que seres de otros mundos habían contribuido a la aparición de la vida en la Tierra y que aún tienen cierta influencia o control sobre nosotros. En un párrafo de su libro explica:

“La primera raza de hombres fue, simplemente las imágenes, los dobles astrales de sus padres, quienes fueron los pioneros de los Entes más desarrollados desde una esfera precedente, aunque más baja, cuyo cascarón es ahora nuestra Luna. Pero aún este cascarón es poderoso, por haber generado la Tierra, es el fantasma de la Luna que, atraída por afinidad magnética, buscó crear sus primeros habitantes, los monstruos pre-humanos.”

Posteriormente, un discípulo de Blavtsky, W.Scott Elliot, propuso en su libro La Lemuria Perdida que, en realidad, nuestros antepasados, habiendo alcanzado un grado de desarrollo “divino”, vinieron desde Venus para regalarnos el trigo y el fuego, y enseñarnos “las artes de la civilización”. No me lo estoy inventando, y hay gente que aún cree en ello.

Lemuria

A principios del siglo XX las ideas de Blavatsky y Elliot gozaban de mucha popularidad. En la localidad de Providence, Rhode Island, Estados Unidos, el hijo de una familia aristócrata venida a menos descubrió su placer por el terror y la ficción a través de los cuentos góticos que su abuelo le contaba y las novelas de Edgar Allan Poe. H.P. Lovecraft también leyó La Lemuria Perdida de Elliot y el Libro de los Malditos, de Charles Fort, ambos sobre el origen extraterrestre de la vida en la Tierra. Dichas influencias son Cthulhuinnegables en la obra del propio Lovecraft, La Llamada de Cthulhu, donde un gigantesco ser parte humano, parte dragón y parte pulpo es una divinidad llegada “al joven mundo desde el firmamento”. La extensa lista de cuentos y novelas de Lovecraft, desafortunadamente, no tuvo tanto éxito en vida del autor, que murió joven y pobre, pero su legado reviviría en el periodo de la posguerra cuando la ciencia ficción gozó de su época de gloria. Justo cuando ciudadanos de buena parte del mundo comenzaron a ver Objetos Voladores No Identificados y, a pesar de que nunca se ha podido comprobar la autenticidad de ninguno de los supuestos avistamientos, la creencia en seres extraterrestres hizo mella en el imaginario popular.

Regreso a las Estrellas.

Entra escena Erich von Däniken. En 1968, este suizo trabajador de hostelería con un largo historial de fraude y falsificación de documentos, publicó en el periódico Der Nordwesten un artículo titulado ¿Nuestros antepasados fueron visitados desde el espacio exterior? En él, Däniken sugería que la explicación a ciertas dudas y Piezas incaslagunas en la arqueología, venía de la mano de civilizaciones extraterrestres. Uno de sus muy notables argumentos esgrimía que algunas piezas arqueológicas, especialmente en América, representaban a visitantes del espacio, a quienes también atribuía la construcción de algunas de las grandes obras de la antigüedad. Un buen ejemplo de sus hipótesis la encontramos en una serie de objetos preincaicos de oro, que para los expertos no son más que Antiguos astronautasrepresentaciones artísticas de insectos, pero que para Däniken son artilugios de naves espaciales como asientos de piloto y estabilizadores. Otra célebre referencia es la del sarcófago del rey maya k’inich janaab’ pakal, encontrado en la Zona Arqueológica de Palenque, México, en 1952. En la lápida de la tumba, Däniken, y otros, creen ver la representación de un astronauta con la mano en los controles de una nave espacial propulsada por cohetes. La realidad es que el gesto de la mano es un saludo tradicional maya, repetido en otras figuras; los cohetes son dos serpientes cuyas cabezas se unen en la parte baja y cuyas barbas serían las “llamas”. El supuesto motor no es más que la representación de la cara de un ser monstruoso. Eso sí, como en las nubes, cada quien ve lo que quiere ver. Cabe decir que el mismo von Däniken ha confesado haberse inventado algunas de las “pruebas” que presenta en sus numerosos libros, “para crear más interés”, lo que no ha evitado que sea un autor de gran éxito que le ha permitido abrir un parte temático en Suiza.

Sarcófago de K'inich Janaab' Pakal.

Sarcófago de K’inich Janaab’ Pakal.

También Däniken se ha referido a la construcción de las pirámides de Egipto, la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo aún en pie. Según él, los habitantes de aquella civilización no contaban con los conocimientos astronómicos para alinear sus pirámides con las estrellas, y mucho menos para mover los enormes bloques de piedra que las componen. Däniken simplemente, y sin pruebas, atribuye su construcción a seres extraterrestres con tecnologías más avanzadas ya que, según él nuevamente, la arqueología no ha podido demostrar lo contrario. Pero Däniken, aparte de menospreciar las civilizaciones antiguas, se equivoca una vez más. Es verdad que en un principio la construcción de las pirámides puso a prueba el raciocinio de los arqueólogos, pero en las últimas décadas se han hecho descubrimientos que aclaran el presunto misterio de su construcción, como lo son restos de grúas mecánicas, de los trineos con los que probablemente se trasladaron los bloques y de las pistas sobre las que estos se movían.

Aliens y pirámides

El problema de Däniken y de sus defensores es que intentan explicar lo que ellos no entienden con teorías que no pasan de eso. Lo único cierto es que nunca se ha encontrado ninguna herramienta o máquina extraterrestre en las zonas que habitaron las civilizaciones antiguas; nunca se ha encontrado un escrito arcaico que describa ni a los alienígenas ni a sus supuestas tecnologías. Todo se basa en especulaciones, en conjeturas sin base científica, en la manipulación de extractos. No niego que haya vida en otros planetas, ni lo niegan los científicos, pero no hay evidencia alguna de que hayan visitado la Tierra, ni ahora ni en el pasado, y mucho menos de que hayan ayudado a construir nuestra civilización. Desgraciadamente, siempre habrá aquellos que quieran aprovecharse de la falta de conocimientos de muchos para enriquecerse, postulando teorías fantasiosas apoyadas por extrapolaciones. La ignorancia es muy atrevida, y la credulidad muy rentable.

Acerca de J.G.Barcala

Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.
Esta entrada fue publicada en Arqueología, Egipto, Fraudes, Imperio Inca, Mesoamérica y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a De Alienígenas en Egipto y Astronautas entre los Incas y Aztecas.

  1. Es cansador pero hay que seguir intentandolo, mi amigo.
    1.- O.V.N.I > Objeto Volador No Identificado (podría ser La novicia voladora en metanfetamina).
    2.- Carl Sagan dijo, aproximadamente > Es absurdo que luego de lograr un encuentro casi imposible, debido a los tiempos y las distancias, no busquen un contacto directo y se limiten a asustar viejitas.
    3.- Lisa Simpson dijo “es curioso que sólo se le aparezcan a perdedores sin trabajo”, pero aún no es académica.
    4.- Carl también dijo, aprox. > Demasiados piensan “Si yo con mis amigos no podemos diseñar y armar una pirámide deben haber sido hechas por alienígenas”.
    Un gran abrazo

    • J.G.Barcala dijo:

      Jeje, no conocía la cita de Lisa Simpson, grande! y de Carl Sagan sólo puedo decir, Maetsro! Y sí, hay mucha egnte que cuando no entiende algo cree que los demás tampoco lo pueden explicar. Me pasa mucho con los creacionistas Jordi, pero qué le vamos a ahacer? El mundo está lleno de charlatanes y crédulos…
      Muchas gracias por tu grandioso comentario. Un cordial saludo.

  2. anitagriese dijo:

    Por fin, alguien acreditado se ha dispuesto a “limpiar” estas fanáticas creencias sobre las visitas de extraterrestres en nuestro planeta. Es divertido sentarse una noche de verano junto al la hoguera, observar las estrellas dejar fluir nuestra imaginación de lo que pueda haber allí arriba, envolverse por el misterio de no saber nada y llenar las lagunas con nuestra fantasía. Pero de allí a afirmar lo que hubo hay un trecho. Claro que siempre encontraremos quien pretenderá de convencernos de sus supuestos conclusiones, consiguiendo en algunos casos el negocio del siglo.
    Yo misma, de adolescente, fui ferviente lectora de Däniken, pero hombre, cuando ya tienes la cabeza bien asentada te hace gracia recordar aquellos atracones de libros incrédulos.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Anita,
      Como siempre, mi intención es tan sólo divulgar los hechos conocidos. Hay mucha gente en el negocio del engaño, de la conspiración, de la brujería, y es un negocio muy rentable que, desafortunadamente tiene muchos clientes.
      El hecho de que algunos no conozcan la explicación a un fenómeno no quiere decir que nadie lo entienda, y me encuentro a muchas personas que esgrimen la cuestión alienígena cuando ellos desconocen la ciencia.
      Muchas gracias por tu comentario, y por todos. Te deseo el mejor fin de semana!

  3. muy buenas explicaciones,entonce porque toda civilizacion antigua habla de seres que vienen del cielo o los sumerios todo es mentira¿¿

    • J.G.Barcala dijo:

      Nachete,
      los hombres del pasado achacaban muchos fenómenos, inexplicables para ellos, a entes divinos. Pero gracias a la ciencia, ahora entendemos muchos de esos fenómenos, y sabemos que nada tienen que ver con los extraterrestre ni con los dioses. No existe ninguna evidencia fehaciente de la existencia de vida en otros planetas, lo cual no quiere decir que no existan, pero sí que no han venido a la Tierra. Sin embargo, sí hay mucha evidencia que demuestra que las pirámides de Egipto fueron construidas por hombres con tecnología terrestre.
      Muchas gracias por tu comentario y un saludo.

    • Tomás dijo:

      La respuesta es que en todas partes y en todos los tiempos se trata de la misma especie, que sueña e imagina igual mirando al cielo. Todas las civilizaciones han creído en espíritus del bosque, duendes, meigas o espíritus divinos, pero eso no los hace reales.

      Los “seres que vienen del cielo” es una explicación universal y simple para fenómenos que hoy sabemos un poco mas complejos y muchísimo mas apasionantes que la malicia/bondad de un duende, dios o extraterrestre. No está demostrado que nadie viniera de fuera a enseñarnos qué debemos hacer y qué no, se trata del relato judaico-cristiano-musulmán de toda la vida, pero también se encuentra en cualquier cultura. Sin dioses parece que no somos nada, pero no es así, somos lo que somos por evolución, no por ningun plan cósmico.

  4. Gustavo dijo:

    Hay demasiadas evidencias que han salido a la luz en estos últimos 100 años-y lo siguen haciendo-tratando de demostrar que la teoría de la visita de alienígenas en la antigüedad es una posibilidad más que considerable. Vilipendiar o menoscabar la personalidad de Vön Daniken -por pionero-o a cualquiera de las otras personas que sostienen esas afirmaciones solamente ensucian a quien las emite y, creo más bien que fortalecen a los mismos. El descubrimiento de las rarezas ya conocidas o nuevas evidencias los impulsan a seguir investigando. Entonces les digo: muchas gracias por hacerlo!! porque se hallan en el camino correcto y sigan así!! que los esperamos ansiosos con cada novedad que nos presentan cada tanto!!!

    • J.G.Barcala dijo:

      No hay ninguna evidencia Gustavo, sólo especulaciones, si las tienes tú muéstralas por favor, que serás el primero en la historia que pueda demostrar esas teorías fantasiosas. Däniken es un farsante y cualquiera que lo haya estudiado lo sabe, naide lo vilipendia por ser un pionero, porque tampoco lo ha sido en nada. No fue el primero ni será el último en aprovecharse de la ignorancia y credulidad de muchos para enriquecerse. .
      Un saludo.

    • Tomás dijo:

      Se pueden rebatir todas tus afirmaciones. La primera, no hay ninguna evidencia de visita extraterrestre confimada, no hay el mas mínimo material en el mundo de origen extraterrestre inteligente, salvo que el polvo cósmico que cae cada día sobre la tierra sea inteligente.
      Von Daniken no fué pionero de nada, hoy sabemos que es un charlatán sin ninguna cualificación ni estudios (era hostelero, hoy es cuentista) que vive de unos libracos que en su dia fueron best sellers. Yo fuí joven y en su tiempo los leí, lo admito. Hoy me río de mi ingenuidad.

      Como él hay muchos, pero “muchos” no significa nada en ciencia si no se aportan pruebas. Jamás han investigado, se limitaron a hacer hipótesis de fácil digestión para crédulos, sin aportar nada concreto al conocimiento histórico. No hay ninguna novedad en estas “investigaciones” sobre extraterrestres que supuestamente nos enseñaron todo lo que sabemos. (??). Con los siglos que nos costó aprender a hacer pirámides por nosotros mismos, ¿sería mas lógico pensar en alguien que viene de otra galaxia, con una tecnología increíble, para enseñarnos a hacer pirámides de PIEDRA? ¿Como se explica esta tontería desde el punto de vista extraterrestre?
      No te creas cualquier historia de youtube, muchas son para reir y pasar el rato.

      Saludos

    • Rudolf Berthold dijo:

      Von Daniken es un cuentista, un buhonero barato de feria y un farsante. ¿Quieres pioneros?: Hipócrates, Arquímedes, Bell, Edison, Ford, Orville y Wilbur Wright, Fleming y muchos más como ellos. Llamar pionero a este chiquilicuatre suizo es como llamar a Leopoldo II de Bélgica adalid de los derechos humanos.

  5. lutzy dijo:

    ¿Qué evidencia aceptaríais como tal? ¿escritos que hablen de “los que vinieron del cielo”, de “casas volantes”, de artefactos que “brillaban como mil soles y se elevaban con el fragor del trueno” de innumerables tradiciones en los que se habla de”visitantes del cielo”, de “seres de luz”, de “carros divinos”? Si no aceptáis nada de eso, ¿qué pretendéis encontrar entonces? Por tanto no es que no haya pruebas, es que no puede haberlas. Y si no puede haberlas es que no se puede descartar que hechos así se hayan producido.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Lutzy, escritos como los que describes no son ninguna evidencia, sino opiniones testimoniales de gente que no podía describir lo que sus ojos veían desde un punto de vista racional pues no conocían su origen. Pero ahora no hay excusa y la ciencia lo demuestra. Seguir pensando que alienígenas construyeron los grandes templs de la antigüedad no es sólo un insulto a la capacidad tecnológica de nuestros ancestros, sino un desprecio por el conocimiento.
      Un saludo.

    • Rudolf Berthold dijo:

      Ni hay pruebas ni puede haberlas porque jamás han existido. La paranoia extraterrestre y sus voceros, como von Däniken, están y estarán siempre extramuros de la ciencia histórica, y lo que aquí escribe J.G. es ciencia histórica, de ahí el tratamiento de estas teorías en su artículo, unas teorías que sólo defienden los buhoneros de la historia, como el suizo loco éste.

  6. Ana dijo:

    no estoy de acuerdo con Gustavo, y perdonen mi ignorancia, no lo conozco al tal Däniken, donde están las evidencias que dices han salido en estos 100 años, parece que en pleno siglo XXI no aceptan que las pirámides la construyeron los egipcios, según la historia fueron muchas las personas que murieron para realizar tamaña obra, además los restos arqueológicos encontrados tanto en Egipto como en todas las culturas precolombinas no muestran rarezas como un O.V.N.I.
    Un abrazo

  7. martincx dijo:

    Aparezco desde la Stargate para felicitar tu trabajo Jesús. En realidad atribuir autoría alienígena a muchas maravillas del mundo antiguo parece haber sido un negocio muy rentable. Y si por acá aparece algún creyente en estas patrañas estelares recomiendo estos recursos de la web:

    http://www.jasoncolavito.com/ (El autor, entre otras cosas analiza la relación e influencia de los mitos de Cthulhu y otras obras de la ciencia ficción que notoriamente influyeron en la mente de Sitchin y Von Däniken).

    http://paleobabble.com/ (Pseudoarquelogía y arqueología fantástica analizada y destrozada por el Dr. Michael Heiser)

    http://sitchiniswrong.com/ (¡Duro con Zecharia Sitchin! profeta inicial de la teoría del antiguo astronauta, una de las fuentes de las que bebe el famoso Von Däniken y su discípulo pelos locos Tsoukalos)
    Y finalmente:
    Refutando alienígenas ancestrales: http://wp.me/p7vM1-8m

    Saludos, y perdón por lo extenso del comentario, así como el abuso de enlaces.

    • J.G.Barcala dijo:

      Hola Martín,
      en verdad que los alienígenas venden, y seguirán vendiendo por muchos años, siempre habrá crédulos.
      La verdad es que no soy ningún experto en Cthulhu, pero si conozco bien la trayectoria de Däniken, y soy consciente de que ha engañado a mucha gente. Me has dado mucho material para estudiarme el finde, y te lo agradezco, al igual que te agradezco que te pases por este blog y me dejes tus amables comentarios.
      Un fuerte abrazo hasta Ecuador!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s